EL COSTE DE OPORTUNIDAD ¿QUÉ ES?

miércoles, 10 de mayo de 2017


Si vas a montar tu academia online es fundamental que tengas algunas nociones en economía y empresas, y si no las tienes debes ir aprendiendo.

No hace falta que hagas un master o cursos caros, hay libros muy buenos. aplicados al dia a día de pequeños negocios que si pones en práctica todo lo que te cuentan, te pueden ser muy útil.

En el post de hoy quiero hablarte de lo que en economía se denomina coste de oportunidad, que no es otra cosa que aquello a lo que renunciamos para conseguirla.

A continuación te voy a poner dos ejemplos muy prácticos para que lo entiendas.

Hace unos días fui al Mercadona para hacer la compra. 

Cuando ya estaba en caja para pagarla, me acordé que me faltaba el perejil.

Normalmente la fruta y verdura la suelo comprar en frutería donde no te cobran nada por él, lo que no sucede en las grandes superficies.

Al principio me dió un poco de coraje tener que pagar por algo que puedo conseguir gratis.

Pero cuando estaba a punto de soltarlo, pensé:




Si lo suelto, cuando llegue a casa, tengo que colocar toda la compra y volver a salir en busca de la frutería, esperar de nuevo el turno y volver a casa.

Eso puede suponer casi una hora de tiempo.





En esa hora si continúo con mi trabajo puedo dejar programado los posts de dos semanas, e incluso la publicación de facebook y twiter para un mes.

Lo cual me dejaría mucho tiempo libre para realizar mi próximo videocurso y poderlo vender cuanto antes mejor.

Habré pagado 50 céntimos del perejil, pero a cambio obtendré un beneficio mucho mayor con la venta de mi curso.

Si te das cuenta el coste de una acción no es tan evidente como parece a primera vista.

La mayoría de las veces, tanto en los estudios como en los negocios olvidamos que el coste más alto que podemos estar pagando es el tiempo.

Todo lo queremos hacer nosotros mismos para ahorrarnos dinero, elaborar un temario (en lugar de comprarlo) o diseñar nuestro propio blog (en lugar de encargárselo a un diseñador) y no somos conscientes del tiempo que nos va a llevar realizarlo, un tiempo que podemos estar invirtiendo en avanzar hacia nuestro objetivo que al fin y al cabo no es otro que sacar un beneficio económico, bien a corto o bien a largo plazo.

Hace una semana publiqué mi nueva web.

Cuando compré la plantilla, parecía que montarla iba a ser tan fácil como te dicen cuando la compras, pero nada más lejos de la realidad.

Tenía que elegir entre perder mucho tiempo estudiando como hacerlo y luego llevarlo a la práctica sin saber si el resultado sería bueno o pagar a alguien que me lo hiciera.

Lógicamente opté por ésto último y no precisamente por comodidad sino por inversión,

Si parece raro que hablando de pagar, suene a inversión.

Pero sí, porque en el tiempo que un profesional me realizó el trabajo, a mi me dio tiempo a dejar programado todo el trabajo del verano, con lo cual, ese tiempo estival puedo dedicarlo a elaborar nuevos proyectos para septiembre que a la larga se convertirán en ingresos y por tanto en beneficios.


Como ves los individuos siempre nos enfrentamos a disyuntivas, y tú también lo vas a tener que hacer porque normalmente para conseguir lo que nos gusta, tenemos que renunciar a otra cosa, que es, como ya te he dicho al comenzar éste post, lo que en economía se denomina "coste de oportunidad".


Así que ten mucho cuidado, cuando renuncies a invertir en formación o en tu propio negocio, piensa si esa renuncia te acerca o por el contrario te aleja de tu sueño.

A propósito, ¿qué piensas que hice al final con el perejil?

¿Se quedó abandonado? o ¿me lo llevé a casa?


Un beso

INFORMACIÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario