TODO LO QUE DEBERÍAS SABER PARA REGISTRAR Y CREAR UNA MARCA

viernes, 21 de abril de 2017

¿Quién no tiene una marca preferida?

¿Quién no sueña ser reconocido por su propia marca?


¿Es tan difícil crear una marca que apasione y que mueva a las masas?


De todo ésto y mucho más vamos a hablar en éste post





Se considera marca todo signo que se representa de forma gráfica y que sirve para distinguir tu producto o servicio en el mercado.

Por ejemplo pueden utilizarse:







  • Palabras o combinaciones de ellas
  • Imágenes, símbolos, figuras y dibujos
  • Letras o cifras o bien ambas combinadas

Para registrar la marca debes presentarte ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma donde tengas tú domicilio o bien donde tengas tu negocio.

Una vez allí rellenarás una instancia en la que deberías identificarte, así como reproducir la marca y hacer una lista de los productos o servicios para los que solicitas el Registro.


Al presentar la solicitud deberás abonar una tasa que vendrá determinada por el número de clases de productos o servicios.


Una vez efectuado su registro, el mismo durará 10 años pudiéndose renovar por periodos sucesivos de otros 10 años.


La renovación la debes presentar, así como abonar una nueva tasa, seis meses antes a que expire el registro.


En el caso de que se te pasara la fecha, podrás hacer también la renovación de una forma válida en un plazo de 6 meses después de la expiración del plazo, pero en ese caso debes tener en cuenta que tendrás un recargo del 25% de la cuota si el ingreso tiene lugar durante los tres primeros meses, y de un 50% si se efectúa dentro de los tres siguientes.


Lógicamente tú serás el único que podrás utilizar dicha marca y tendrás derecho para prohibir a terceras personas su utilización.


Y si lo hacen, podrás ejercitar acciones civiles contra ellos, pudiendo reclamar:

  • La cesación de los actos que violen su derecho
  • La indemnización de daños y perjuicios sufridos
  • La adopción de medidas necesarias para evitar que prosiga la violación. 

Por ejemplo retirando del comercio los productos o servicios que hayan sido utilizados con dicha marca.

Pero lo debes hacer antes de que transcurran cinco años desde que consideras que tu marca ha sido utilizada.


Ahora bien, si en el plazo de cinco años contados desde la fecha de publicación de su concesión, no hubieras utilizado la marca de forma efectiva o real en España para los productos o servicios para los que la regitrastes, o si tal uso hubiere sido suspendido durante un plazo ininterrumpido de cinco años, la marca quedará sometida a sanciones.


Tienes que tener claro que una marca no es un nombre comercial y te explico las diferencias para que lo entiendas.


La marca es un signo que sirve para distinguir productos o servicios en el mercado.


El nombre comercial no representa un producto o un servicio, sino que sirve para identificar las actividades que desarrolla una empresa y diferenciarla del resto de empresas del mismo o diferente sector.


La marca puede protegerse de una forma internacional.


El nombre comercial sólo puede protegerse país por país y de acuerdo con las normas internacionales de cada Estado.



Si estás pensando en crear tu propia marca te recomiendo un libro que leí "Cómo crear una marca", cuyos autores son Jorge David Fernández & Fernando Labarta.

He seleccionado un fragmento el mismo en el que explican las diferencias que existen entre dos marcas, "Juanolas" y  el "Gato o Zara"


Ellos comentan que lo primero que hay que reconocer de las "Juanolas" son tres cosas:

------------------------------------------------------------------------


Que se trata de una marca que resulta familiar.


Que todos hemos tomado alguna vez estas pastillitas para calmar la tos o para refrescar la boca.


Y, por último, repetimos la compra, somos fieles a la marca.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------



Sumando las tres variables rápidamente descubrirás que Juanola es algo más que regaliz. 

Comparan El Gato o Zara (simples regaliz de kioscos) con Juanola.

Y analizan sus diferencias. 

Los primeros; 

 







------------------------------------------------------------------------

Son chucherías


Su diseño de producto es poco atractivo


Su envase es efímero, apenas una bolsita de plástico para higienizar la venta.


Se adquieren en quioscos.


Tienen un precio bajo.

------------------------------------------------------------------------

Sin embargo "juanola";





------------------------------------------------------------------------


Tiene un diseño atractivo a modo de caja de pastillas.


Su precio es sensiblemente alto.


Se adquieren en farmacias.

-----------------------------------------------------------------------

Juanola ha conseguido, siendo mero regaliz, alcanzar un estadio de remedio contra la tos (aunque en el envase se lea "aclarado de voz" y otros síntomas menores).

Las propiedades intrínsecas del regaliz para remediar estos males, realmente no se saben pero lo que seguro que tienes claro es que no tomarías regaliz "El Gato" si tienes la boca seca, y en cambio sueles tomar Juanola para ello. 

La última reflexión que te lanzan estos dos autores es la siguiente; 


¿Alguna vez has comprado una caja de pastillas Juanola y has engullido todo el contenido de golpe, en plan hipopótamo? 

¿Como vas a hacer eso? Alguien argumentará, además, que los "medicamentos" no se pueden consumir en exceso, o al menos eso es lo que nos han inculcado. pero que nadie se engañe. 

Cuando eras pequeña, te tomabas una, dos y hasta tres barritas de regaliz, y aparte de alguna indigestión, no te pasaba nada. Y sin embargo, cuando te ofrecen pastillas Juanola ¿cuántas te dan? Una o dos a lo sumo. No es una actitud rácana, aunque puede que también. Se trata más bien de poner las cosas en su sitio, y las pastillas para la tos se toman con comedimiento y mesura, no son ositos de regaliz. Es lo que percibimos como normal, y actuamos en consecuencia. 


Resulta curioso el mundo de las percepciones, ¿verdad?


Asi pues, si vas a crear una marca no olvides los conceptos básicos que debes tener en cuenta.

Una marca debe

------------------------------------------------------------------


Despertar emociones
Crear valor por sí misma
Marca y producto deben autoalimentarse
Tener una identidad sólida y perdurable
Ser atractiva, tener estilo y gozar de carácter atrayente
-----------------------------------------------------------------------



Te aconsejo que antes de crear tu marca si ya tienes alguna idea en la cabeza, solicites a la Oficina Española de Patentes y Marcas un informe de búsqueda para asegurarte de que el signo está libre.



Bueno ahora que ya has aprendido un poquito más sobre marcas, cuéntame ¿cómo será la tuya?


Un beso

INFORMACIÓN



No hay comentarios:

Publicar un comentario