LO MÁS DIFÍCIL NO ES CREAR, ES MANTENER

lunes, 13 de febrero de 2017


Cuando estabas embarazada la primera vez ¿que presentías que sería lo más complicado de superar?

El parto ¿verdad?

¿Y que ocurrió?

Pues que no fue así, porque el parto al fin y al cabo es algo mecánico, el bebé de una manera u otra tiene que salir ¿no?

Bien porque lo consigas tú solita o porque necesites un poquito de ayuda, pero al final sale, ¡vaya si sale!




Lo peor vino después cuando salistes de la clínica, pasaron unos días, se fue la familia, tu marido volvió al trabajo y allí te quedastes mirando a un monigote y sin saber por donde meterle mano.

El primer año con él es agotador, muy agotador.